Cómo organizar la información de internet

Ha llegado el día en que viene un paciente a la consulta preguntando por unos ejercicios para el dolor de espalda o por un artículo publicado en la sección de ciencia de un periódico general, y tú… estás preparado. Has leído el artículo, o tienes unos ejercicios estupendos para la lumbalgia. Solo tienes que localizar la página.

Vaya, ¿cómo era? La he visto el otro día. ¿Qué puse en el buscador? A ver si la he guardado en los favoritos… No, no está. ¿En la carpeta de descargas? Tampoco. A ver si buscando otra vez…

Llevas cinco minutos. La consulta está llena y, al final, el paciente se va con las manos vacías y con una explicación mucho menos valiosa de lo que querrías. Si te ha pasado esto alguna vez, necesitas leer este post, que te mostrará algunas herramientas y consejos para ayudarte a organizar la información que encuentres en internet.

 

Aplicaciones para el móvil y extensiones del navegador

Hoy en día, las herramientas más conocidas posiblemente sean los marcadores o favoritos del navegador. Cuando estés en una página web que quieras guardar, le das al icono correspondiente del navegador (el más común es una estrellita) y ya la tienes guardada. El problema es su organización: salvo que hayas dedicado tiempo a organizarlos por carpetas y a asignarles un nombre, los marcadores se añaden a una simple lista. Además, si guardas muchos es un auténtico lío.

Actualmente, hay algunos recursos más avanzados:

  • Pocket. Lo encuentras en diferentes formatos: extensión, aplicación web y aplicación para el móvil. Si estás leyendo algo que te interesa, puedes guardarlo mediante el botón de compartir en el móvil o haciendo clic en la extensión del navegador. Tienes la opción de etiquetarlo en ese momento o más tarde, ya que está disponible sin conexión (y sin anuncios o imágenes ajenas al original).
  • Instapaper. Es parecido a Pocket. Incluye la opción «progreso de lectura», una forma de indicar qué te queda por terminar.
  • Evernote. Aunque no tiene disponible sin conexión el material guardado, a la hora de organizar, ordenar y etiquetar es mucho más potente que las anteriores.

 

Almacenamiento en la nube

En este caso hablamos de archivos descargados que requieren espacio de almacenamiento, no de páginas de internet.

Si tienes, por ejemplo, unos documentos en formato PDF que quieres revisar en casa y no tienes un lápiz USB, puedes crear una cuenta de almacenamiento en la nube. Esta forma de almacenamiento también es útil para guardar los documentos que entregas a los pacientes (dietas, ejercicios, etc.) o cualquier otro documento que quieras conservar.

Las ventajas del almacenamiento en la nube son obvias: no ocupas espacio en tu ordenador y puedes acceder desde cualquier dispositivo que tenga conexión a internet. Si pasas consulta en diferentes lugares, esto último es importante.

Existen múltiples alternativas: Google, Microsoft, Dropbox, Amazon o Mega tienen servicios de almacenamiento con muchas opciones, gratuitas y de pago.

 

¿Cómo me organizo?

Ahora que ya tienes a tu disposición herramientas nuevas, nuestra recomendación principal es que te organices cuando las uses. Puedes clasificar los contenidos mediante árboles de carpetas, etiquetas por temática, según la importancia o con cualquier otro sistema que te venga a la mente.

Si tienes un listado de páginas que uses mucho, puedes crear una lista en Word y tener los hipervínculos accesibles en todo momento. Si, por ejemplo, tienes presentaciones en Power Point que uses de plantilla y que edites a menudo, la opción de sincronizar con la nube te vendrá estupendamente. Además, ¡sirve como copia de seguridad!

Esperamos que te animes a probar alguno de estos métodos y que rompas tu propio récord a la hora de recuperar el contenido de tus búsquedas. ¿Verdad que tienes curiosidad por saber cuánto tiempo vas a ahorrar?

 

Referencias

 

 

Quizá pueda interesarte también

 

Consejos prácticos para el manejo de empagliflozina

Descubre algunos consejos prácticos para el correcto manejo de Jardiance (empagliflozina): perfil de paciente, tratamiento concomitante, etc.

Acceder

Guía práctica sobre el manejo de los pacientes anticoagulados

Descárgate la guía práctica sobre el manejo de los pacientes anticoagulados.

Acceder

Easy Project

Visualiza el vídeo del Dr. Carlos Cabrera presentando “Easy Project” una herramienta sencilla que simplifica el manejo de la EPOC.

Acceder

Quizá pueda interesarte también

 

Buenas Prácticas SEMG en el manejo de la DM2

El Dr. Carlos Miranda, presenta en un vídeo este documento práctico que hace una puesta al día en el conocimiento de la diabetes mellitus tipo 2 y su abordaje en el primer nivel asistencial.

Acceder

Resolvemos tus dudas

Respondemos a las dudas más frecuentes sobre Fibrilación auricular y anticoagulante, Farmacología de dabigatrán, Indicación, administración y posología, Interacciones con dabigatrán, efectos adversos... ¡y muchas más!

Acceder

La paradoja de la EPOC: inhalar sin esfuerzo.

El inhalador es clave en la eficacia del tratamiento. Accede a descubrir cual es la elección del inhalador más adecuado para que tus pacientes puedan inhalar sin esfuerzo.

Acceder

Quizá pueda interesarte también

 

Corazón interactivo del ensayo clínico EMPA-REG OUTCOME®

Descubre la “base cardíaca” de JARDIANCE®: una innovadora forma interactiva de explorar los resultados del ensayo clínico EMPA-REG OUTCOME®

Acceder

Riesgo CV de los pacientes con DM2

La Dra. Cebrian y el Dr. Juanatey nos explican la importancia de tener en cuenta la DM2 como factor de riesgo cardiovascular.

Acceder

Guía práctica sobre el manejo de los pacientes anticoagulados

Descárgate la guía práctica sobre el manejo de los pacientes anticoagulados.

Acceder

PLM.198.02.2016 - Última actualización: 25/09/2020