Tecnología y humanización en medicina no están reñidos

Mucho se habla de la amenaza que los avances tecnológicos suponen para la relación médico- paciente. Los más pesimistas opinan que las nuevas tecnologías traen aparejada la deshumanización de los profesionales, más ocupados en tratar enfermedades que personas. Sin embargo, si sabemos sortear las amenazas, la tecnología supone una gran oportunidad para acercarse al paciente. En este artículo te explicamos cómo evitar que los avances tecnológicos te roben la humanidad.

 

Tecnología: la amenaza

Los avances tecnológicos han supuesto una revolución en medicina. Diagnosticamos y tratamos con una precisión antes inimaginable. Las personas viven más y mejor.

No obstante, sería ingenuo afirmar que la tecnología solo aporta beneficios. Lo cierto es que ha traído consigo un alejamiento del paciente como persona que posee sentimientos, valores y creencias. Los pacientes se quejan de que el médico apenas los mira y escucha y está más ocupado en escribir y pedir pruebas que en sus preocupaciones y miedos.

Por su parte, los pacientes cada vez están más informados (¿bendito? internet) y demandan más. Hay poco tiempo de consulta, y «tirar de tecnología» (por ejemplo, solicitar análisis y otras pruebas innecesarias) supone una vía rápida de desatascar esa visita que se alarga más de la cuenta.

La medicina de familia es la especialidad tradicionalmente más cercana al paciente, la más humana, pero no es ajena a la amenaza tecnológica. Tecnología, burocratización y falta de tiempo parecen esforzarse por tumbar la empatía y compasión que definen a la medicina humanizada.

 

Tecnología: la oportunidad

Las nuevas tecnologías te brindan la oportunidad de estableces nuevas relaciones con los pacientes, tan humanas como las tradicionales. Usa la tecnología para disminuir las visitas innecesarias, educar a los pacientes o mejorar el control de su enfermedad. Todo ello te permitirá tener pacientes más involucrados y contentos, te dará tiempo para hablar más con ellos y, en definitiva, te ayudará a mejorar la relación con ellos.

Algunas formas para hacerlo son las siguientes:

  • Enseña a buscar en internet. Internet sirve para desinformar, pero también para informar. Dirige a tus pacientes a páginas de salud fiables o, incluso, escribe tu propio blog. Eso aumentará la confianza en ti y mejorará la educación sanitaria del paciente, lo cual mejorará tu relación con él.
  • Utiliza las redes sociales. Facebook, Twitter y otras redes más específicas son una gran herramienta para difundir salud y acercarte a tus pacientes. Eso sí, ojo con la privacidad de la información.
  • Utiliza aplicaciones de salud. Las apps y wearables permiten el seguimiento cercano del paciente y mejoran la adherencia al tratamiento. También ayudan a educarlo. Así, cuando venga a la consulta no perderás el tiempo y podrás centrarte en sus necesidades.
  • Fórmate. Presenciales o en línea (gracias a las nuevas tecnologías de la comunicación), hay muchos cursos que te dotarán de las herramientas necesarias para comunicarte mejor, mantener la empatía y ver al paciente como una persona, así como para aprender a utilizar las nuevas tecnologías con este fin. ¿Sabías que incluso hay másteres de humanización en salud?
  • Lee y ve películas. La medicina siempre ha estado presente en el cine y la literatura, y con frecuencia ha tocado temas éticos. Películas como El doctor, Despertares o Patch Adams, y libros como El médico, La casa de Dios o Diario de un médico descalzo pueden ayudarte a reflexionar y recordarte lo que de verdad significa ser médico.

Tal vez, la clave para mantener la esencia humana del médico es tener siempre presente que el fin último es el bienestar de las personas y la tecnología es simplemente una herramienta para lograrlo. De ti depende cómo usarla.

 

Referencias

  • Oger SN. La humanización de la salud y las nuevas tecnologías. Revista Iberoamericana de Bioética. 2018; 8: 1-11.

 

 

Quizá pueda interesarte también

 

Consejos prácticos para el manejo de empagliflozina

Descubre algunos consejos prácticos para el correcto manejo de Jardiance (empagliflozina): perfil de paciente, tratamiento concomitante, etc.

Acceder

Guía práctica sobre el manejo de los pacientes anticoagulados

Descárgate la guía práctica sobre el manejo de los pacientes anticoagulados.

Acceder

Easy Project

Visualiza el vídeo del Dr. Carlos Cabrera presentando “Easy Project” una herramienta sencilla que simplifica el manejo de la EPOC.

Acceder

Quizá pueda interesarte también

 

Buenas Prácticas SEMG en el manejo de la DM2

El Dr. Carlos Miranda, presenta en un vídeo este documento práctico que hace una puesta al día en el conocimiento de la diabetes mellitus tipo 2 y su abordaje en el primer nivel asistencial.

Acceder

Resolvemos tus dudas

Respondemos a las dudas más frecuentes sobre Fibrilación auricular y anticoagulante, Farmacología de dabigatrán, Indicación, administración y posología, Interacciones con dabigatrán, efectos adversos... ¡y muchas más!

Acceder

La paradoja de la EPOC: inhalar sin esfuerzo.

El inhalador es clave en la eficacia del tratamiento. Accede a descubrir cual es la elección del inhalador más adecuado para que tus pacientes puedan inhalar sin esfuerzo.

Acceder

Quizá pueda interesarte también

 

Corazón interactivo del ensayo clínico EMPA-REG OUTCOME®

Descubre la “base cardíaca” de JARDIANCE®: una innovadora forma interactiva de explorar los resultados del ensayo clínico EMPA-REG OUTCOME®

Acceder

Riesgo CV de los pacientes con DM2

La Dra. Cebrian y el Dr. Juanatey nos explican la importancia de tener en cuenta la DM2 como factor de riesgo cardiovascular.

Acceder

Guía práctica sobre el manejo de los pacientes anticoagulados

Descárgate la guía práctica sobre el manejo de los pacientes anticoagulados.

Acceder

PLM.198.02.2016 - Última actualización: 05/08/2020